Un año hemos tardado en prepararlo todo: reuniones de equipo de los dos hospitales que participan, sesiones de toma de requerimientos en Las Palmas y en Lleida, la transcripción de esos deseos en un entorno en el que la técnica diera soporte a la variabilidad de las interacciones humanas, labores de encaje de una aplicación móvil con la que dotar de más autogestión a los pacientes… todo porque compartimos del propósito de que sean los diabéticos los que controlen a la diabetes y no esta la que los controle a ellos (esta frase es de Víctor y cuándo se la oí decir sentí que representaba exactamente lo que deseábamos cuando, junto con Ana y Dídac, empecé a trabajar a horas locas, en la preparación de las solicitudes de beca al Ministerio de Ciencia e Innovación).

Bueno pues, por fin, EncoDiab se ha puesto en marcha. Escribí un post de bienvenida hace pocos días en el espacio público que le hemos destinado; estaba ilusionada, pero también inquieta porque uno nunca sabe como van a funcionar las cosas hasta que se abren las puertas y se procede a recibir a las personas que van a ocupar el entorno virtual que se ha creado, es decir, a la comunidad virtual en sí misma.

Pero hoy me he dado cuenta de que no había dicho nada en este espacio y de que tenía ganas de comentar que el viernes dimos las altas en EncoDiab y ya está lleno de gente que hace sus primeros comentarios en los foros, personas con diabetes tipo 1, que saludan a sus compañeros de viaje. Mientras, yo observo y disfruto viendo como se mueven por el entorno virtual, porque aquí de lo que se ha tratado siempre es de serles útil a ellos y todo indica que vamos a conseguirlo.

Mañana empiezo las clases prácticas en el Master de Telemedicina de la UOC. Hablaré de EndoBlocLleida, esa experiencia que dejó de tener financiación en 2010 y que sigue creciendo. El sábado entraron 17 profesionales de Atención Primaria más y ya son casi 200 las personas que se reúnen para compartir lo que saben y aprender de los demás, a deshoras y en días festivos, porque creen que así se beneficiarán sus pacientes.

Y siguen los recortes en Sanidad.

Pero ellos, los profesionales y los pacientes, no se rinden… y nosotros tampoco.

Dibujo: Insu(lino). Mascota de EncoDiab, obra de Elena Wägner
 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*


× 5 = forty

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>