Pages Navigation Menu

Endocrinología 2.0

Esta mañana el piloto nos ha avisado de que la visibilidad era la mínima permitida para aterrizar y no debía extrañarnos si cuando pensábamos que el avión iba a tomar tierra volvíamos a ascender. Creo que pretendía evitar un susto dándonos otro. Yo soy de esas personas que piensan que si el ser humano tuviera que volar tendría alas y que solo me subo a un avión cuando no hay más remedio, pero la señora que estaba a mi lado le ha dicho a su nieto que no tuviera miedo, que en Oviedo eso pasaba día sí y día también y me he aferrado a la tranquilidad que exhibía la buena mujer como a un clavo ardiendo, total, ¡tampoco podía bajarme… !

El caso es que el aterrizaje ha ido como una seda y hemos sido recibidos por una ciudad soleada, calurosa y llena de vida. He llegado al congreso antes que nadie y me he acercado a visitar la catedral mientras aquello iba cobrando vida. Hasta he podido tomarme un café en una terraza y leer un par de hojas del libro de Magda Szabó que he empezado a leer en el avión. Luego todo ha sido registrarme, saludar a algunos conocidos, entregar las diapositivas, ver los stands… y comprobar que los organizadores no habían tenido en cuenta ni un poquito solo, el dospuntocerismo que ya es una norma en muchos otros ámbitos.

Mañana hablaré sobre eso en un “taller con el experto” al que han tenido la amabilidad de invitarme (es decir, que interés hay). Espero que tenga una buena acogida. Las endocrinólogas andaluzas con las que he compartido mesa a mediodía han comentado su interés. La gente tiene más ganas que las organizaciones de dar el salto al otro lado de esa brecha digital que a veces nos parece que no existe y, sin embargo, otras casi podemos notar como va creciendo por momentos.

Dejo aquí las diapositivas que presentaré. Son solo una aproximación, un intento de captar la atención, sobre todo porque es una especialidad en la que algunos estamos haciendo cosas punteras y merece la pena que otros se suban al carro y nos acompañen en esa travesía que hace ya algunos años iniciamos en el Hospital Arnau de Vilanova de Lleida.

Ya os contaré…



4 Comentarios

  1. ¡Que cerquita de mi tierra! Lástima no te trajera un poquito más al oeste, ya puestos… Me gusta la presentación (la tercera diapositiva me encanta), seguro que has captado la atención de los asistentes. Lástima no escucharte, es un tema importante.

    Un abrazo.

    • Si voy por tu tierra no tengas la menor duda de que te lo diré y nos tomaremos algún café que otro…
      Yo también creo que es un tema importante y que ya hay suficientes experiencias de éxito como para que las instituciones se decidan a apoyar estos entornos.
      Nosotros seguiremos insistiendo…
      Un abrazo, Isabel y gracias por la visita.

  2. Una vez mas felicidades de una de tus mas duras alumnas 2.0 (pero una de las mas entusiastas), me encanta tu presentacion.
    La verdad és que tienes razon cuando ahora vas de congreso, necesitas que tenga unas mínimas opciones. Que sepas que des de Lleida intentamos trabajar en la estela que deja la nube.
    Te desearia suerte pero no la necesitas.

    • ¡Hola Antonieta!
      Estos días lo hemos hablado con amigos comunes: en Lleida tenéis que ser los mejores en esas cosas, que para algo tenemos experiencias de éxito y un montón de eso que llaman “know-how” acumulado.
      No necesito que me desees suerte (creo poco en eso), pero sí la ayuda que siempre estás dispuesta a darme :-)
      Abrazos mil y gracias por estar ahí.

Dejar un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*


9 − 6 =

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>